Saltar al contenido
Lorena S. Gimeno

[RESEÑA] Seremos Recuerdos, de Elísabet Venavent

Como lo prometido es deuda y más vale tarde que nunca, aquí está mi reseña de Seremos recuerdos, la segunda parte de la bilogía Canciones y Recuerdos, de Elísabet Benavent. De nuevo, gracias a Vivesexshop por ofrecerme esta maravillosa, dulce y pequeña saga.

Sinopsis

Macarena ha conseguido poner su vida y su trabajo en orden.
Macarena cree que Candela es la ayudante que necesita.
Macarena empieza de nuevo.
Leo sigue presente… como amigo.
Y mientras Macarena vuela…
Jimena se obsesiona con el pasado de Samuel,
Adriana no puede seguir luchando contra ella misma.
Porque las canciones que fuimos se convierten en pasado.
Porque los recuerdos que seremos son el futuro.

Elísabet Benavent, @BetaCoqueta, con más de 1.000.000 de ejemplares vendidos de su obra, pone el broche de oro a Canciones y recuerdos, una bilogía que reivindica el amor sin prejuicios externos, sin complejos internos. Seremos recuerdos habla de lo que sucede cuando nos damos cuenta de que lo que fuimos no afecta a lo que seremos. Una historia llena de risas, llantos, letras y melodías…

El punto de inflexión

Sin hacer spoilers de la novela anterior, las historias de las tres protagonistas quedaron en un punto de inflexión. Es decir, las historias podrían haber quedado así, “arregladas” y “estables”. Pero como sin riesgo no hay recompensa en esta segunda parte Adriana, Jimena y Macarena tendrán la oportunidad de tomar otras decisiones, escoger arriesgarse por un futuro posible o quedarse donde están y no tener nada que perder.

Así, las tramas dan los giros justos y, aun siendo novela romántica, tiene la noñería justa y prácticamente podría decirse que no son ficción. Porque lo que sucede le puede suceder a cualquiera.

Enamorándome de nuevo de los personajes (con medio spoilers)

Quiero hablar un poco de cómo han evolucionado los personajes de una novela a otra. Así que, aunque no haga spoilers de lo que sucede, la evolución es en parte spoilers.

Macarena

En esta segunda parte, ya sabemos cómo y quién partió la vida de Macarena en dos. También sabemos cómo ha zanjado esa parte de su vida y quiere reinventarse para ser una “nueva Macarena”.

Sin embargo, a veces te enamoras de quien no debes y temes fallar de nuevo. También puedes temer el “qué dirán” y, además, el amor se puede entrometer en quién quieres ser como persona.

Así, la trama de Macarena parecerá dar muchas vueltas pero no nos marearemos en ningún momento porque es lo que las personas vivimos cada día: un sinfín de decisiones que afectan a nuestro futuro cercano y lejano.

Jimena

Aunque poco a poco, la historia de Jimena va tomando forma. De las tres, es la historia que me parece más floja pero el dilema moral al que se afronta me gusta por ser común y habitual.

¿Cómo sobreponer lo que piensas a tu educación y costumbres? ¿Como reinventarte? ¿Cómo dejar de sentirse culpable por prejuicios que, aunque incorrectos, tenemos todo el mundo?

Adriana

Adriana tomó una decisión, pero el arrepentimiento es constante y la tristeza aumenta. Sopesó los pros y los contras y tomó una decisión, pero no sabe si fue la correcta.

Ahora, sigue pensando en recular. Necesitará un empujón, pero pensará si de verdad su vida actual merece la pena por dejar de lado lo que siente y necesita.

El resto del elenco

En la primera parte se presentaron otros personajes. No tenían un protagonismo demasiado marcado, pero al haber leído ambos libros puedes ver una evolución en ellos y esas pequeñas historias que complementan a las protagonistas.

Y, la verdad, me han gustado, porque estas historias son, junto con la ambientación, las que han dado a esta historia la sensación de ser una mirada de cerca a la vida de un grupo de personas relacionadas entre sí.

Una extraña narración, de nuevo, y colofón

La historia sigue teniendo las narraciones de la anterior. Es decir, tenemos fragmentos de Macarena, fragmentos de Macarena hablando de la vida de sus amigas y capítulos en los que Leo es quien cuenta su historia (diferenciados por otra tipografía).

Sin embargo, quiero añadir que, si no has leído nunca una novela de Elísabet Benavent, al final te encontrarás un “epílogo” un tanto peculiar. Me refiero a un apartado en el que Macarena, que ha estado hablando con la escritora para contarle su historia, pasa el testigo a otra mujer para que le cuente la suya.

Esto explica por qué se habla de la obra de @BetaCoqueta como una sola, puesto que ella escribe historias de mujeres que le cuentan sus vivencias. Realidad o ficción, eso es lo de menos. Puesto que este pequeño detalle da verosimilitud a sus historias y una continuidad deliciosa y original.

¿Un final a la altura?

Por otra parte y más subjetivo: ¿me ha gustado el final? La verdad es que he quedado satisfecha. Esfuerzo y recompensa, arriesgarse y ganar… o perder. Me he sentido identificada con muchas de las situaciones de las tres protagonistas y creo que muchas personas sentirán lo mismo. Porque parecen reales, y son unas amigas geniales.

Conclusiones

Fuimos canciones es sin duda alguna una novela que te enamorará y te dejará con ganas de leer Seremos Recuerdos. Fresca, amena y con personajes en los que pensaremos incluso cuando no estemos leyendo. Romance, erotismo en su justa medida y sentimientos que se nos agarrarán al corazón sin poder evitarlo.

Bilogía Canciones y Recuerdos

Por último, quiero agradecer de nuevo a Vivesexshop el haberme ofrecido leer estos dos libros. Seguramente en un futuro me los relea con tal de volver a acompañar a estas tres mujeres en un fragmento de sus vidas.

A %d blogueros les gusta esto: